Armando Roa Vial (Santiago, 1966). Poeta, ensayista y traductor. Ha publicado Cartas a la Juventud y La Invención, este último en colaboración con Jorge Tellier; los poemarios El Hombre de Papel y Otros Poemas y El Apocalipsis de las Palabras/La Dicha de Enmudecer. Ha realizado también traducciones de Robert Browning y Ezra Pound.

NOTA PRELIMINAR

Cioran intuyó, comparando la infinitud del universo con la finitud del hombre, que el desapego hacia la existencia y el abandono de sí mismo a lo ilimitado elevan al ser humano para arrancarlo de su ambiente natural, haciéndolo participar de algo más vasto y profundo. Es verosímil sospechar en ese desapego el origen de la melancolía, cuyos secretos engranajes no obedecen al abatimiento o a la fatiga, como muchos han sostenido, sino al ensueño creador, a la voluptuosidad de lo inefable, al anhelo de una fisura -la afirmación del absurdo- en esa intolerable carga de orden -cuando el orden es un ripio- que encierra la realidad.

Los ensayos agrupados en este libro, escritos entre 1993 y 1999, constituyen mi homenaje a la melancolía, ese espejo en el que se despliega y centellea, como una neblina silenciosa, la suma de nuestras perplejidades y vacilaciones. Los personajes de esta trama, más allá de sus divergencias, la han asumido como sistema de vida. El destino de los hombres es prodigioso y frágil a la vez. El azar me ha deparado este gozoso encuentro con Ungaretti, Jorge Luis Borges, Swinburne, Bernhard y Elías Canetti, por nombrar sólo a algunos de los grandes melancólicos que se dan cita en las páginas que siguen. Mi elogio a la melancolía es también mi gratitud y admiración hacia ellos.

 

Armando Roa Vial

Otoño 1999

Siguiente

Sitio desarrollado por SISIB