Avances en Medicina Veterinaria, Vol.13, N°1, Enero- Junio, 1998
Avances en fisiología y adaptación de camélidos sudamericanos

[ Población y hábitat ]

La población actual de camélidos en Sudamérica entre alpacas, llamas, vicuñas y guanacos se estima en aproximadamente 7 millones y su distribución por país se observa en el cuadro 1 (Wheeler, 1991).

Hábitat

Los camélidos sudamericanos son animales de gran importancia económica y científica, fisiológicamente representan un modelo de adaptación a las condiciones ambientales existentes en las grandes alturas, que constituyen su ambiente natural. El altiplano chileno se ubica al oriente de la cordillera de los Andes, abarcando casi totalmente la superficie de la comuna de General Lagos y los sectores altos de las comunas de Putre, Colchane y Pica, por sobre los 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar (m.s.n.m.).

CUADRO 1
POBLACIÓN APROXIMADA DE CAMÉLIDOS SUDAMERICANOS EN LOS PAÍSES ANDINOS

-

Guanaco

Vicuña

Llama

Alpaca

Total

Argentina

578.700

23. 000

135.000

400

737.100

Bolivia

54

12.000

2.022.569

324.336

2.358.959

Chile

25.000

30.000

70.363

27.584

152.948

Colombia

-

-

200

-

200

Ecuador

-

482

9.687

100

10.269

Paraguay

53

-

-

-

53

Perú

1.600

100.000

989.593

2.510.912

3.602.105

Total

605.407

165.482

3.227.412

2.863.333

6.861.634

Esta meseta altiplánica es la extensión ecológica de la puna boliviana y la sierra sur del Perú, y se extiende entre los l7°30' y 23°00' latitud sur y entre los 68,5° y 69,5° longitud oeste, encerrada por dos cadenas montañosas, el cordón central y el cordón oriental de la cordillera de los Andes (Troncoso, 1983).

La presión atmosférica en el altiplano, a 4.000 m.s.n.m., es aproximadamente un 40% inferior al valor observado a nivel del mar. La densidad del aire también disminuye por efecto de la altura. Así, considerando pares de valores presión-temperatura de (1.010 hPa, 20°C) y 630 hPa, 10°C) como representativos de las condiciones medias a nivel del mar y sobre el altiplano, se determina que la densidad del aire en esta última región es un 35% inferior al valor a nivel del mar, el cual es cercano a 1,2 kg/m3. En particular, la menor concentración de oxígeno atmosférico en el altiplano es causa de diversos efectos fisiológicos en personas y animales no adaptados a este ambiente. La menor densidad de los gases de efecto invernadero en la atmósfera altiplánica, hace que ésta sea más transparente a los flujos radiactivos en el rango infrarrojo del espectro. Esto determina una menor contrarradiación atmosférica y un acelerado enfriamiento nocturno de la superficie (Aceituno, 1997).

La humedad relativa en el altiplano es más alta que en la pampa y en la precordillera, debido a las masas de aire húmedo de origen tropical que provienen del este. El promedio anual varía entre 52 y 56% en Parinacota, con un promedio diario que varía entre 61 y 87% en la época estival y 41 y 67% el resto del año (De Carolis, 1987).

La temperatura media junto a la superficie es relativamente baja, lo que constituye un importante factor limitante en el desarrollo de la vegetación. El clima es de tipo tropical andino, con un régimen de lluvias que se concentra en los meses de verano, de noviembre a marzo. El promedio anual de lluvias fluctúa entre los 200-400 mm, registrándose los valores más altos en las partes más altas del sector norte (Gajardo, 1996).

La temperatura promedio anual es de -0,8°C, con una máxima promedio de 7,1ºC y una mínima promedio de -5,6°C. En el sector oriental hiela todo el año y la temperatura máxima del mes más cálido fluctúa entre los 13 y los 15°C. El verano es frío y la temperatura mínima es próxima a 0°C. Casi no existe acumulación térmica sobre 10°C (suma de las temperaturas bajo y sobre 0°C en un mismo día). El invierno es notablemente frío, la "acumulación de frío" (tiempo en que la temperatura permanece por debajo de los 7°C), supera las 5.500 horas. Las temperaturas mínimas del mes más frío fluctúan entre -7 y -13°C. El período de sequía se extiende por ocho a diez meses (abril a noviembre), por lo tanto el invierno se presenta seco y frío (De Carolis, 1987).


Abstract / Antecedentes generales / Origen de los camélidos sudamericanos / Población y hábitat / Características morfológicas y fisiológicas / Sistemas respiratorios cardiovasculares y líquidos corporales / Sistema digestivo; alimentación y selectividad / Crecimiento y nutrición / Composición del calostro y de la leche madura / Referencias / Versión completa (imprimir)


© Sitio desarrollado por  SISIB :: UNIVERSIDAD DE CHILE, 2004