Cyber Humanitatis, Portada
Cyber Humanitatis, Indice
Cyber Humanitatis, Otros Números
Cyber Humanitatis, Secciones
Cyber Humanitatis,  E-mail
©Sitio desarrollado por SISIB Universidad de Chile 2002
 
Cyber Humanitatis Nº 21 (verano 2002)

 

SE * 85 . 39

Nota sobre Guillermo Deisler

Anwandter A, Andrés.
 

 

Por razones que sería interesante investigar en otro contexto, la vertiente visual de la poesía contemporánea no ha encontrado nunca cauces muy amplios en Chile. Al contrario de lo que pasó en otros países latinoamericanos, como Argentina, Uruguay o  -más notablemente- Brasil, donde esta corriente ha prosperado desde los años '50 hasta nuestros días, en nuestro país sólo se asoma ocasionalmente en las obras de algunos poetas y artistas. Una muestra, seguramente muy incompleta, de estos asomos incluiría ciertas zonas de Purgatorio de Raúl Zurita y La Nueva Novela de Juan Luis Martínez, así como de las obras "plásticas" de Eugenio Dittborn (Pinturas Aeropostales) y Sybil Brintrup (Vaca Mía), sin olvidar las fichas bibliográficas que componen El Archivo de Zonaglo de Gonzalo Millán.

La excepción que confirma la regla en este panorama es la obra de Guillermo Deisler, artista visual nacido en Santiago en 1940. Con una formación académica en artes gráficas, Deisler se dio a conocer en Chile, a finales de los años '60, por su labor editorial, publicando los libros de algunos escritores jóvenes y muestras de su trabajo como grabador en impresiones artesanales, bajo el sello de Ediciones Mimbre. En tirajes relativamente pequeños, Mimbre alcanzaría a editar cerca de 50 títulos distintos. Por esa misma época, Deisler se interesó en ciertas expresiones poéticas latinoamericanas que se agrupaban, provisionalmente, bajo el nombre genérico de "Nueva Poesía", estableciendo contactos e intercambios con sus autores, en una especie de Arte Correo incipiente. La producción de la Nueva Poesía se canalizaba, sobre todo, a través de revistas más bien marginales, entre las cuales se pueden mencionar: La Pata de Palo en Venezuela, dirigida por el chileno Dámaso Ogaz; Diagonal Cero de Edgardo Antonio Vigo, en la Argentina; Ponto, Processo y Totem en Brasil; Signos en Cuba, dirigida Samuel Feijoo y Los Huevos del Plata y OVUM 10 en Uruguay, a cargo de Clemente Padín.

En dichas publicaciones se presentaban expresiones poéticas que, de una u otra manera, subvertían los códigos de emisión y recepción convencionales de la poesía discursiva. Es así como, dentro de las características más notables de esta Nueva Poesía, se pueden señalar:

  • El uso del lenguaje en tanto material, con dimensiones verbales, visuales y sonoras, antes que como forma portadora de significados.
  • Una tendencia al abandono de la sintaxis lineal en favor de los efectos del uso razonado de las dimensiones señaladas para la producción de sentido (parataxis).
  • La adopción de la constelación de signos como método básico de composición, la cual implica a su vez una modificación de la superficie de inscripción del texto  y de la práctica de lectura. La página -el soporte de la escritura en general- pierde su neutralidad y pasa a funcionar como un campo de fuerzas participando activamente en el funcionamiento del texto. Asimismo, la lectura se ve obligada a abandonar la linealidad (de principio a fin) para ensayar diversas trayectorias a través del texto.
  • La integración, a veces, de imágenes gráficas y otros códigos no-linguísticos, en los textos.

Esta caracterización de la Poesía Nueva la vincula fuertemente con tendencias poéticas experimentales anteriores del siglo XX, como la Poesía Concreta, el Letrismo francés y las Palabras en Libertad del futurismo italiano, entroncándola además con una rica tradición de poesía visual, cuyos orígenes en el mundo occidental pueden situarse en Grecia alrededor del año 300 A.C. (Simias de Rodas y Teócrito de Siracusa).

La Nueva Poesía alcanzó una mayor repercusión en el escenario latinoamericano a través de dos grandes exposiciones realizadas en La Plata, Argentina (1968) y Montevideo, Uruguay (1969). Ediciones Mimbre editaría, a su vez, el libro GRRR (1969), que reunió la poesía visual de Deisler, y una antología de poesía experimental internacional titulada Poesía Visiva en 1971.

Tras el golpe de estado, Deisler fue detenido y, luego de un año, enviado al exilio, viviendo sucesivamente en Francia y Bulgaria, hasta establecerse finalmente en la ciudad de Halle (República Democrática Alemana) en 1986. Es en Europa donde la poesía visual de Deisler alcanza un estilo propio, "internacional", caracterizado formalmente por la innovación en las técnicas de grabado, y temáticamente por la integración de elementos culturales heterogéneos, junto a una profunda preocupación por el respeto y la comunicación entre los pueblos.

Un ejemplo de estas inquietudes se canalizó en el proyecto UNI/vers(;), magazine internacional de poesía visual y experimental que alcanzó -entre 1987 y 1995- los 30 números. Cada número de UNI/vers(;) incluyó contribuciones originales de 40 artistas diferentes de Asia, Australia, América y Europa, reunidas en una carpeta artesanal. Deisler también se hizo cargo -en conjunto con el poeta Jörg Kowalski- de editar wortBILD, una extensa antología de poesía visual de la República Democrática Alemana. 

Deisler falleció en noviembre de 1995 en la ciudad de Halle ex República Democrática Alemana.

  • Versales Destruidas (Zerstörte Versalien)
  • Paisaje Delicuescente (Zerschmelzende Landschaft)

 

Referencia Bibliográfica:

Guillermo Deisler y Jörg Kowalski: wortBILD. Visuelle Poesie in de DDR, Mitteldeutscher Verlag, Halle - Leipzig, 1990.


Editorial | Nota sobre Guillermo Deisler | Homenaje a Orfeo | Orfeo II