En registro DOAJ
 

© Sitio desarrollado por  SISIB,
Universidad de Chile, desde 1999

REVISTA DE URBANISMO Nº 8, Especial Sewell - junio 2003
ISSN 0717-5051

Sewell, historia y cultura en un asentamiento humano organizacional

7. El espacio físico, lo privado y lo público.

La edificación de habitaciones para los trabajadores en Sewel estuvo seguida por reglamentos para su uso  emitidos por la administración, la que estableció también los controles para su cumplimiento, configurándose una situación de tornar diferente el acto de habitar respecto de hacerlo en otros contextos urbanos o rurales.

Las casas habían sido diseñadas en EEUU, y la realidad social y cultural de la familia chilena no siempre fue compatible con los supuestos que tal concepción espacial había asumido. Pronto surgió la presencia de una familia extendida, que incorporaba parientes a la vida en común, o que disponía de personal doméstico, de mascotas, o habilitaba en alguna de las dependencias de la casa un pequeño negocio. Para muchos de estos fines se requería alterar la distribución interior. Los reglamentos prohibieron todos estos actos, salvo autorización excepcional y expresa.

Los Serenos, a cargo del control del cumplimiento de estas normas, en la práctica redujeron los espacios privados de las viviendas al estar dotados de atribuciones para inspeccionar, dándoles el carácter de semi-públicos, y haciendo más estrechos los ámbitos de intimidad que habría dispuesto una familia en cualquier otro lugar del país.

La prolongada convivencia de un grupo numeroso de familias en un mismo piso por largos años y con poca disponibilidad de espacio, estructuró en el campamento una situación en la que cada familia nuclear perdía un poco su identidad al confundirse con un grupo mas extenso de habitantes del piso, en que todos interactuaban con mucha frecuencia, generándose lazos afectivos primarios muy peculiares. Tal ecología humana del habitar hizo surgir mujeres líderes en los pisos, que con frecuencia solucionaban problemas de convivencia diaria, conyugales y otros de diversa índole, sirviendo a veces de nexo con los encargados de la administración cuando la situación pasaba a mayores.

Estos grupos estaban integrados primordialmente por las mujeres y los hijos, ya que los padres se ausentaban durante los turnos.

Las mujeres de los trabajadores guardaban gran similitud con sus maridos en sus formas de pensar, de expresarse y en sus temas de conversación, (Baros, 2000 :532). A no dudar ello se debía a que estaban sujetas a los mismos factores de influencia e información que sus cónyuges en el universo compartido del campamento .

Contrariamente a lo que ocurre en la población del país, en Sewell los hombres eran más numerosos que las mujeres. La escasez de viviendas para familias hizo que muchos hombres casados residieran en calidad de solteros allí. Registros de 1969 indican que de 3.832 hombres casados, sólo vivían con sus familias 1.496 trabajadores, situación que generaba inquietud por sus esposas, tanto entre los que las habían dejado en el valle, como entre los que lo hacían junto a ellas en el campamento, (Huneeus,1974:75).

La cercana, estrecha y frecuente interacción entre los hijos de los trabajadores fomentó el surgimiento de generaciones con una cosmovisión profundamente marcada por la realidad del campamento, muy ajena y distinta a la del mundo exterior, máxime en épocas en que los medios de comunicación de masas no tuvieron el desarrollo ni la influencia que adquirirían décadas mas tarde. Entre esos jóvenes se verificaron algunos matrimonios, que conformaron nuevas familias poseedoras de esa cultura que tan especial contexto urbano había ayudado a unir.

Portada | Resumen | 1. Reseña histórica de Sewell | 2. Estructura organizacional, estructura social y emplazamiento de las edificaciones | 3. El medio ambiente, el aislamiento y la autarquía | 4. El origen de la fuerza de trabajo y el cambio cultural | 5. La cultura y sus valores | 6. El intercambio cultural | 7. El espacio físico, lo privado y lo público. | 8. La educación, las entretenciones y las expresiones culturales | 9. El campamento y los conflictos sociales | 10. Sewell como asentamiento humano | Bibliografía | Citas | Imagen | Versión completa/Complete version



Revista Electrónica del Departamento de Urbanismo
Facultad de Arquitectura y Urbanismo | Universidad de Chile
Fundada en 1999