Notas.

* Luis Alvarez Aránguiz, © Magister en Urbanismo, Universidad de Chile, Profesor del Instituto de Geografía de la Universidad Católica de Valparaíso y del Departamento de Arquitectura, Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso. Cátedras de Geografía Urbana y Rural.

cerrar ventana

 

 

 

1. Este articulo es un producto derivado de un trabajo de investigación mayor desarrollado por el autor en "Sistematización de los factores humanos, económico y físicos que concurren a la obsolescencia de los barrios de Valparaíso." Proyecto DGIP-UCV. Universidad Católica de Valparaíso. Dirección General de Investigación y Postgrado. 1993.

En esta investigación concurren tres disciplinas; Arquitectura (Juan Mastrantonio F.), Historia (José de Nordenflicht) y Geografía, esta última desarrollada por el autor de este articulo; en este trabajo se logró organizar y superponer a través de tecnologías aplicadas, gran parte de la información espacializable de Valparaíso, escalando (cartas antiguas) y georeferenciando la información actual (tratamiento de fotografías aéreas).

Si bien el objetivo principal de la investigación era el apoyo desde la Universidad de la postulación de la ciudad como "Patrimonio de la Humanidad", por parte de la UNESCO, se obtuvo valiosa y fructífera información que ha derivado en nuevas investigaciones y comunicaciones como la que aquí se presenta.

cerrar ventana

 

 

 

2 Por "Topografías Médicas" son conocidos los informes locales sobre las circunstancias de salubridad o insalubridad, utilizados por estudios de Geografía Médica desarrollados por médicos españoles durante el s. XIX, interesados por la higiene pública y su focalización espacial. El "higienismo" vincula directamente morbilidad y entorno, la prevención y la lucha contra las enfermedades, de modo particular las infecciones, se asentó sobre el conocimiento del entorno y de sus factores topográficos-médico locales. (ORTEGA, José, "Los horizontes de la Geografía; Teoría de la Geografía". Ariel Geografía, 2000 Barcelona.

cerrar ventana

 

 

 

 

3. Las utopías sociales enmarcadas dentro del llamado "Socialismo Romántico" incidieron sobre los procesos constructivos de las ciudades europeas, la fuerza de la persuación y de la divulgación ejercida por las teorías se debió en gran parte a la capacidad de formalizar las prefiguraciones sociales, piénsese en el "Falansterio" de Fourier el "Paralelogramo" de Owen o "Icaria" de Cabet. Son bien conocidas las vicisitudes que impulsaron a los utopistas europeos a elegir América como tierra prometida para la verificación de sus "réveries sociales" en GRAVAGNUOLO, Benedetto, "Historia del Urbanismo en Europa" 1750 1960. Akal Arquitectura 1998.

cerrar ventana

 

 

 

 

 

4. Fruto de esta actividad es una voluminosa literatura científica, Crf. Luis Urteaga "Miseria, miasmas y microbios. las topografías médicas y el estudio del medio ambiente en el siglo XIX", en GEOCRITICA, Cuadernos Críticos de Geografía Humana, N 29, septiembre de 1980.

cerrar ventana

 

 

 

 

5. Utilizamos aquí el término "paradigma" en el sentido más elemental de los propuestos por T. S. Kuhn. Un paradigma es un ejemplo o modelo del que surgen determinadas tradiciones de investigación científica. Tales modelos, que suministran el marco conceptual necesario a toda investigación, suelen proporcionar leyes, teorías y aplicaciones a los científicos que los aceptan (ver T. S. Kuhn, 1975, 34).

cerrar ventana

 

 

 

6. Luis Urteaga Op. Cit.

cerrar ventana

 

 

 

 

7. Un completo y detallado libro sobre estos fenómenos de Epidemias. Epizootias, Plagas y hambruras, lo constituye el libro; cfr. Catástrofes en Chile 1541-1992, Rosa Urrutia de Hazbun. Carlos Lanza Lazcano. Editorial La Noria, Santiago, 1993.

cerrar ventana

 

 

 

 

8 ... A fines de 1831 apareció en Valparaíso una epidemia de escarlatina, lo que ayudó a que esto cundiera fue el desaseo de la población y la falta de higiene, a pesar de que se estructuraron las Juntas de Beneficencia y Salubridad; sólo en Santiago hasta donde alcanzó la epidemia se registraron para 1831 un total de 1.409 personas muertas y para 1832 un total de 3.013 personas muertas. En esa época sólo había nueve médicos en Santiago y cuatro en Valparaíso. En cfr. Urrutia de Hazbun, Rosa. Lanza Lazcano, Carlos. Op. Cit.

Una Carta de Diego Portales fechada en Valparaíso el 19 de enero de 1832, y dirigida a don Antinio Garfias en Santiago señala: .."la peste o fiebre escarlatina, parece que va desapareciendo en el puerto, aunque sigue en el Almendral, porque no para el sacramento, es la prueba que yo tengo más a la vista, porque siento las campanas de la Merced y una tambora que lo acompaña de noche y que no sé como no se ha hecho mil pedazos con tanto tragín...(recuérdese que los funerales son de noche) citado de Hernández, Roberto. op. Cit.

cerrar ventana

 

 

 

9. Luis Urteaga Op. Cit.

cerrar ventana

 

 

 

 

10. Luis Urteaga Op. Cit.

cerrar ventana

 

 

 

 

 

11. ... respecto del consumo de la carne, la mejor pieza del animal no pasaba de un real, y no tenían dificultades con el matadero, sencillamente, porque tampoco había ninguno.. (El Mercurio de Valparaíso, 12 de Dic. De 1827).

Sólo en 1843, la Municipalidad acordó la construcción de un matadero público, que, por diversas razones, sufrió no pocas demoras.

Claudio Gay, señala que cada individuo que tenía un animal y quería venderle al pormenor, le mataba delante de la puerta de su casa... en las grandes ciudades esta operación se realizaba en patios en medio del lodo procedente del agua y de la sangre de los animales... estos después de estar lavados, los llevaban a lomos de caballo a la plaza de abastos o a las carnicerías llamadas pósitos. En: Hernández, R. C. 1927.

cerrar ventana

 

 

 

12. "... no hay reglamento que los quieren se entierran en el Panteón, pues los que mueren en el Hospital no van allá; y otros que por ser hermanos de algunas cofradías son enterrados en algún convento de regulares; también se dice, que los señores extranjeros tienen el privilegio de llevar sus cadáveres a su panteón de día, cuando para el de los hijos del país, solo se puede hacer desde las doce de la noche para adelante... en las actas municipales hay constancia que en Valparaíso se enterraba en las iglesias a las personas pudientes y que a los pobres de solemnidad se les enterraba en el campo. Muchos fueron los sitios destinados para la sepultación de cadáveres. En el cerro San Francisco, en la quebrada de san Agustín, en el cerro de concepción, en las Ramaditas, en la subida del cerro Barón y otros lugares existen todavía vestigios que prueban a lo que esas localidades estuvieron destinadas... solo en 1825 vino a disponerse la compra de los terrenos que ahora ocupan los cementerios 1 y 2.- (El Mercurio de Valparaíso, 17 de Noviembre de 1827).

cerrar ventana

 

 

 

 

13. ... El abandono más completo lo patentizan las calles hechas barrancas inmundas y el aire más insalubre en el que respiramos y amaga nuestra existencia de un modo directo, sin que se divise ni a lo lejos la terminación de tantos males, propias para que se desarrollase cualquier epidemia... EL MERCURIO DE VALPARAÍSO, 12 de Diciembre 1827.

cerrar ventana

 

 

 

14. .... cada hijo de vecino levanta su pared, fabrica un pretil y refacciona el daño que le ocasionó el temporal; sólo la ciudad, a quien le cedieron dos mil pesos para restablecer las pérdidas, hizo unos pocos puentes de madera en los principales zanjones por lo pronto, y por lo largo... En la plazuela de la Matriz y dentro de la plaza se han hecho dos pretiles de cal y piedra, sin consultar el derecho público. Don Manuel Blanco está empedrando la calle de los baratillos, aunque ahogue a los vecinos... En la quebrada de san Juan de dios, arbitrariamente se han hecho dos pretiles, sin consultar si es o no terreno propio; de suerte que a la vuelta de diez años todo debe ser edificios sin calles y sin bahía... EL MERCURIO DE VALPARAÍSO, 7 de Diciembre 1827

cerrar ventana

 

 

 

 

15. Bilbao Francisco (1823-1865) fundó con Santiago Arcos, la "Sociedad de la Igualdad" en 1850, a buena vista de la necesidad de "levantar la clase obrera, de organizarla con entera independencia de los partidos y de la política militante y de educarla en el conocimiento y amor de sus derechos". En ese mismo año fue excomulgado por la publicación de "Boletines del Espíritu", exiliado en 1851, se radica en Buenos Aires, donde muere en 1865. Cfr. FRANCISCO BILBAO, Héroe romántico de América, Gonzalo Fernández Meriggio, Casa Editorial de Valparaíso, Valparaíso 1998. (Nota: Hasta hoy no han sido repatriados los restos de Bilbao, Jorge Coulon Larrañaga (Inti Illimani), me señaló que en 1995 ubicó su tumba en el cementerio de La Recoleta en Buenos Aires, haciendo incluir su nombre en el libro de personajes ilustres que allí reposan).

cerrar ventana

 

 

 

 

16. La abstracción desde razones análogas a formalizaciones sociales es extremadamente abstracto, tenemos el "Falasterio" de Fourier, el "Paralelogramo" de Owen, o "Icaria" de Cabet. En el decir de Gravagnuolo...motivos de puntilloso realismo confundidos entre la más fragosa polifonía utópica".. en Cfr. HISTORIA DEL URBANISMO EN EUROPA (1750-1960) Benedetto Gravagnuolo, Akal Arquitectura, Madrid. 1991.

cerrar ventana

 

 

 

17. Cfr. Capitulo homónimo desarrollado por el autor en: "Sistematización de los factores humanos, económico físicos que concurren a la obsolescencia de los barrios de Valparaíso." Alvarez L., Mastrantonio, J. y de Nordenflicht, J. Proyecto DGIP-UCV, Código del Proyecto: 102.723-93, Informe Final.

Rectoría Académica, Dirección General de Investigación y Postgrado, Universidad Católica de Valparaíso.

cerrar ventana

 

 

 

18. ... cuando todas las quebradas de Valparaíso se desprendía agua en abundancia, alimentando por lo mismo una vegetación exhuberante en las colinas del extenso anfiteatro. Después, las corrientes que también suministraban agua para la bebida, disminuyeron, por la sencilla razón de haberse tolerado el corte y destrucción de los árboles que cubrían las quebradas. Por último, se toleró también el establecimiento de una multitud de hornos de tejas y ladrillos, que ayudaron eficazmente al daño... En: Hernández, R. C. 1927.

cerrar ventana

 

 

 

19. "...He sabido que algunos señores ingleses dicen que el agua de que se proveen los buques en mi casa es muy mala y se corrompe en poco tiempo; para que el público pueda juzgar de la injusticia con que se profieren léase certificado de Manuel Piñeiro".. Inserción del Comerciante portugues Francisco Alvares, en; cfr: El Mercurio de Valparaíso 19 Septiembre de 1827.

cerrar ventana

 

 

 

20. "..Lo que sobre todo llama la atención del norteamericano recién llegado son los aguateros que con sus mulas acarrean el agua de manantial de las quebradas y surten todas las familias. La mula lleva al lomo dos pequeñas barricas, suspendidas una a cada lado sobre una armazón de madera hecha con ese objeto; y el aguador va sentado en ancas moviendo sus piernas desnudas, primero una y después la otra como en el acto de espolear. Usan sombrero basto de forma cónica, bien ajustado a la cabeza, camisa con mangas arremangadas hasta arriba del codo, delantal de cuero, semejante al de los herreros y un ancho pantalón que les llega hasta debajo de las rodillas. Cuando el aguador se detiene para desatar una de las barricas, apoya la otra con la vara que lleva para ese objeto, evitando así que se le vuelque la montura. El agua vale un real la carga". William S. W. Ruschemberg (1831) en Hernández, Roberto, op. Cit.

cerrar ventana

 

 

 

21. Aguirre Echiburu, Luis "EL LIBRO DE VALPARAÍSO", Valparaíso. 1945.

cerrar ventana

 

 

 

 

22. ...Cada hijo de vecino levanta su pared, fabrica un pretil y refacciona el daño que le ocasionó el temporal que asoló la ciudad, a quien le cedieron dos mil pesos para restablecer las pérdidas, hizo unos pocos puentes de madera en los principales zanjones por lo pronto, y por lo largo. Cada uno es dueño de su casa y su frente y piensan poner un derecho de pasaje a los traficantes. En la plazuela de la Matriz y dentro de la Plaza se han hecho dos pretiles de cal y piedra, sin consultar el derecho público, Don Manuel Blanco está empedrando la calle de los baratillos, aunque ahogue a los vecinos del frente. En la quebrada de San Juan de dios, arbitrariamente se han hecho dos pretiles, sin consultar si es o no terreno propio; de suerte que a la vuelta de diez años todo debe ser edificios sin calles y sin bahía, porque los cerros se están trasladando a ella".. EL MERCURIO DE VALPARAÍSO N 26, 7 de Diciembre de 1827.

cerrar ventana

 

 

 

 

23. cfr. Una buena referencia respecto de esta idealización la constituye el articulo de: Francisco de Assis da Costa, "La compulsión por lo limpio en la idealización y construcción de la ciudad contemporánea. Gestión residual en Barcelona 1849-1936", en Scripta Nova Revista N 69, 1 de agosto de 2000. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona [ISSN 1138-9788].

cerrar ventana

 

 

 

 

24. ..."Hallábase situada la casa Alsop al borde de la antigua quebrada o barranco del Almendro, en un sitio inmediato al que ahora tienen la Bolsa y los Bancos que la circundan. Esa era la única vía que utilizaba el comercio de alta talla, nacional y extranjero, pues la calle de Cochrane no había sido aun regalada a la ciudad por las basuras, las arenas y las olas"...en Hernández, Roberto. Op.cit.

cerrar ventana

 

 

 

 

25. El malecón de piedra que se ha construido en ambas riberas del estero de las Delicias (antiguo nombre dado a la Av. Argentina), es una de aquellas obras que solo se llevan a cabo en pueblos tan decididos como Valparaíso por el adelantamiento local. Los miles que se hallan invertido en el no son para nosotros los que agradecen su importancia; es el beneficio que recibe la población lo que debe, considerarse para juzgarlo, así como los buenas y malas obras de un gobierno son las que deben ponerse en la balanza de la justicia para que decidan de la buena o mala opinión de que debe gozar.

Ha pasado la municipalidad y el vecindario para llevar a cabo aquella obra, no deben considerarse estériles desde que vemos asegurado de una manera formidable, indestructible aquella parte de la población, que estaba amenazada de inundación con las frecuentes crecidas del estero. Parecerá tal vez estemporáneo que nos ocuparemos de considerar la importancia que en si tiene el malecón de las Delicias, pero nosotros daremos que es de mucha oportunidad, pues tratamos nada menos que convencer que de convencer a algunos espíritus egoístas que consideren como un gravamen a sus intereses que se les haga obligado a construirse la parte del malecón que en correspondencia, además de esta la otra no esta aun concluido, enteramente , y deseamos que los propietarios quienes corresponde terminarlo percaten de la necesidad de darle cima. EL MERCURIO, Jueves 29 de Abril 1858.

cerrar ventana

 

 

 

 

26. Las fuentes de los planos son: plano de 1854 de Plano Topográfico de la Ciudad y Puerto de Valparaíso. Levantado en 1848 por D. Ramón Salazar. Publicado por "El Mercurio" Santos Tornero y Cía., reformado y Aumentado por el autor, Agosto de 1854, escala 1:4.000; plano de 1876 de Plano Topográfico de la Población Baja y Alta de la Ciudad de Valparaíso, dedicado al Ex-Intendente de la Provincia Don Francisco Echaurren, por J.B. Mannheim, director de Obras Públicas, 1876, escala 1:2.000; plano de 1884 de Nuevo Plano Topográfico de la Ciudad de Valparaíso, publicado por D. Recaredo Santos Tornero, dedicado al municipio en 1884, escala 1:4.000; y plano de 1908 de Plano del Instituto Geográfico Militar levantado en 1908, escala 1:25.000. También se utiliza planimetría actual como fotografías aéreas y su restitución, escala 1:5000, del vuelo FONDEFF 1996.

cerrar ventana

 

 

 

 

27. Reconocido tempranamente por la literatura de crónica y recopilación histórica, cfr. UGARTE, J. de D. Historia de Valparaíso, 1910, pág. 26.

cerrar ventana

 

 

 

 

28. idem, pág. 42.

cerrar ventana

 

 

 

29. Sociedad Editora Internacional Baedeker de la República de Chile, Imprenta y Litografía América, Santiago, 1910, p.236.

cerrar ventana

 

 

 

 

30. BÓRQUEZ, Juan et alt. Los terrenos ganados al mar en el "Barrio Puerto" de Valparaíso. Consideraciones Geográficas-Históricas, Seminario de Titulación para optar al título de profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Instituto de Geografía, Universidad Católica de Valparaíso, Valparaíso, 1983.

cerrar ventana

 

 

 

31. Idem. , pág. 46.

cerrar ventana

 

 

 

 

32. Idem., pág. 87.

cerrar ventana

 

 

 

 

33. UGARTE, op. cit., pág. 66.

cerrar ventana

 

 

 

 

34. Véase el análisis desde la historia económica en CAVIERES, E. "Estructura y Funcionamiento de las sociedades comerciales de Valparaíso durante el siglo XIX (1820-1880)", Cuadernos de Historia, Universidad de Chile, n4, 1984, especialmente el cuadro de la pág. 74.

cerrar ventana

 

 

 

35. Aquí el debate sobre, Territorialidad, Redes y Debate Urbanístico, aparece como clarificador y validado ampliamente con el estudio de la red de cauces de Valparaíso. Cfr; Territorialidad, Redes y Debate Urbanístico, María Isabel Pavez, en revista DE Arquitectura, N 7, FAU. Universidad de Chile, pp. 10-13.

cerrar ventana

 

 

36. Dupuy, Gabriel, El Urbanismo de las Redes, Colegio de Ingenieros de Caminos, Oikos-Tau, 1992

cerrar ventana