Monografías de Medicina Veterinaria, Vol.14, N°2, diciembre, 1992
Diagnóstico por imágenes en nefrología de pequeños animales

[ Alteraciones renales ]

Defectos congénitos:

A pesar de su presentación poco común y ocasionalmente incompatible con la vida pueden ser detectados certeramente usando diagnóstico por imágenes, la condición de agenesia renal, donde uno o ambos riñones pueden estar ausentes, deformidad congénita, riñones poliquísticos, ectópicos, hipoplasicos o no funcionales existiendo la posibilidad de la hipertrofia compensatoria en la falla unilateral.

Estos defectos son mejor demostrados usando estudios radiográficos contrastados, o un estudio ecográfico el cual no es dependiente de la función renal.

Hidronefrosis

En el estudio de esta nefropatía con radiografías simples los riñones se aprecian frecuentemente como masas abdominales elípticas–circulares, lisas, con fluido o tejido de densidad suave, distinguible de otros órganos intrabdominales, que puede ocupar una posición similar al riñón, y que desplaza estructuras cercanas como el estómago, el bazo, el duodeno y el colon.

La urografía intravenosa demarcará el riñón normal, mientras que en el riñón afectado no habrá una buena visualización del medio de contraste, sin embargo, dependiendo de cuan afectada esté la filtración glomerular se observarán variados grados de opacidad parenquimal. Un hidrouréter se distiende proximal al punto de obstrucción, con la pelvis renal dilatada en casos en los cuales la excreción de orina aún continúa, cuadro conocido como pielocaliectasia. (figura 9)

 

FIG. 9. Corte ecográfico longitudinal del riñón izquierdo, donde se observa la pelvis distendida por líquido (p), también denominada pielocaliectasia.

Al examen ecotomográfico se genera una gran zona anecogénica en la pelvis renal, mayor a la generada como producto de la dilatación producida por el fluido que la llena, pudiendo localizarse el sitio de obstrucción (riñón, ureter o vejiga). La cantidad de tejido cortical visible, dependerá del grado de la hidronefrosis (media, moderada o severa) cuya clasificación dependerá de varios parámetros como: la duración de la obstrucción, la funcionalidad renal y la presencia o ausencia de descompresión espontánea del sistema excretor, conocido este último como «efecto de válvula».

La identificación de la cantidad de parénquima renal residual tiene un valor pronóstico más relevante que el tamaño del saco hidronefrótico, por cuanto permite una prospección clínica de acuerdo a la cantidad de tejido funcional, no afectado por degeneración celular, capacitado por lo tanto para retomar su función. (figura 10)

FIG. 10. Corte ecográfico sagital del abdomen de un canino, macho de 9 años de edad, donde se visualiza la vejiga urinaria distendida y ventral a ella un riñón (k) desestructurado con una pelvis renal (p) de difícil visualización.

Urolitiasis

Al examen radiográfico simple los cálculos se ven como densidades radiopacas dentro del riñón, que tienden a su localización central. Ocasionalmente un único y gran cálculo es visto, de contorno similar a la pelvis renal. El tipo más común de cálculo son los de triple fosfato que son radiopacas y los de uratos y cistina en menor porcentaje, los que pueden ser o no radiopacas, dependiendo de la incorporación de sales de calcio en su estructura. (figura 11)

FIG. 11. Radiografía abdominal de un felino. Se visualizan urolitos (u)radiopacos en riñón y vejiga urinaria.

Para localizar radiográficamente un cálculo renal radiopaco y evitar una interpretación errónea, debido a la superposición de otras estructuras, es necesario tomar dos vistas opuestas, mientras que para detectar cálculos radiolúcidos es indispensable realizar estudios radiográficos contrastados.

La ultrasonografía es útil para el diagnóstico de cálculos radiopacos o radiolúcidos, por ser independiente de la estructura mineral del urolito, aspecto interesante en el Síndrome Urológico Felino, patología en la que se presentan cálculos de cistina que pueden ser radiolúcidos en un alto porcentaje de casos, Debido a que el cálculo absorbe y refleja todas las ondas de sonido, se generan ecos brillantes en el sitio de ubicación del urolito y bajo éste una sombra acústica con perdida de la formación de imágenes. (figura 12)

FIG. 12. Corte ecográfico transversal de un riñón, evidenciando  la pelvis renal, la presencia de un urolito, el cual genera una débil sombra acústica posterior.

Otro interesante aporte de la ecotomografía en la Urología, es la visualización de la pared de la vejiga que, frecuentemente, en las urolitiasis se encuentra engrosada, ya sea por irritación o por hipertrofia muscular de esfuerzo.

La nefrocalcinosis se detectan como zonas de alta ecogenicidad en el parénquima renal, con o sin sombra acústica, aun cuando por radiografía no se evidencien densidades de calcificación.

Quistes Renales

Pueden ser únicos o múltiples, congénitos o secundarios a un fenómeno inflamatorio y a una obstrucción tubular. La significancia clínica de los quistes depende de la cantidad de tejido funcional afectado. (figura 13)

FIG.13. Imagen ecográfica  de un corte longitudinal del riñón derecho. Se visualiza una imagen anecogénica, circular y de paredes lisas en el área, corresponde a un quiste renal simple (Q).

Estudios radiográficos contrastados delimitan cambios en la forma y demostrarían áreas no funcionales en el riñón. Un área quística disminuiría la opacidad y el aumento de presión interna puede distorsionar el sistema colector. Un examen radiográfico único no entrega información específica suficiente para hacer un diagnóstico de quiste renal, pudiendo ser difícil diferenciarlo de fenómenos neoplásicos.

Quistes perirrenales pueden hallarse alrededor de riñones normales o patológicos y en un plano radiográfico aparecer como masas intrabdominales que pueden diferenciarse de otras estructuras abdominales, lo que complica su diagnóstico, permitiendo incluso que estudios contrastados demuestren un riñón funcional dentro de las masas líquidas que lo rodean.

El estudio ecográfico es el método diagnóstico inicial para los pacientes con patología renal quística, ya que permite distinguir entre lesiones sólidas y líquidas, definiendo el tipo de enfermedad quística, lo cual se define por el patrón acústico característico del quiste, una estructura anecogénica, de paredes generalmente Usas, sin ecos internos, circulares o semicirculares, y con refuerzo acústico de la pared posterior del quiste, motivado por su ecoestructura interna de predominancia líquida.

Neoplasias:

La neoplasias renales no son comunes, pudiendo ser benignas o malignas, primarias o metastásicas, existiendo o una demostración radiográfica si existen o no cambios visibles de tamaño, posición y función del riñón afectado.

Un tumor renal primario se describe como de gran volumen, ocupando más de un polo renal y que comprime e invade el tejido renal adyacente. Un linfosarcoma comunmente causa deformidad o irregularidad en la forma renal.

La urografía intravenosa mostraría cambios en tamaño y alteraciones funcionales, cuando la neoplasia implique fenómenos vasculares o de vaciamiento urinario. (figura 14)

FIG. 14. Examen ecográfico abdominal, donde se visualiza una colección líquida perirrenal ubicado lateral al riñón derecho (k) y anterior al polo anterior.

Desde el punto de vista ecotomográfico existe una gran variedad de apariencias sonográficas, la más común son ecos de estructura compleja, donde los ecos brillantes se relacionan con fibrosis y calcificaciones, áreas anecogénicas o hipoecogénicas se deben a necrosis, hemorragias o quistes. El tipo de célula tumoral no puede ser identificada por ecos patrones, con la posible excepción del linfosarcoma, el cual es hipoecogénico debido a la densidad homogénea del tumor, la cual causa una pequeña atenuación del sonido.

No pudiendo diferenciarse entre benigno o maligno, la sospecha de neoplasia debe investigarse otras evidencias de malignidad como infiltración neoplásica en tejidos circundantes y lesiones metastásicas en el riñón opuesto, o considerarse la posibilidad de efectuar una biopsia percutánea por aspiración y guiado por ecografía, procedimiento, rápido y seguro, además de gran rendimiento diagnóstico para la evaluación histopatológica temprana de masas tumorales intraabdominales y de gran ayuda para efectuar un pronóstico certero del paciente.



© Sitio desarrollado por  SISIB :: UNIVERSIDAD DE CHILE, 2004