U-noticias
     Sitio Web del periódico de la Universidad de Chile

Del INTA en consultorios
Estudio de leche revela deficiencia de zinc

Sólo contiene la mitad de lo que requiere un infante a diario. Según estudios, este mineral incidiría para tener una mayor altura y evitar la obesidad, entre otros efectos.


Prof. Dr. Carlos Castillo.
La leche es uno de los alimentos más necesarios para el ser humano por excelencia. Hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales son los principales aportes de este vital elemento a nuestro organismo, especialmente en el primer año de vida.

De ahí que hace quince años, un grupo de científicos del INTA (Instituto de Nutrición y Tecnología) de la Universidad de Chile realizaran una serie de estudios para descubrir cuáles eran las deficiencias que presentaban los lactantes que recibían la popular leche Purita en los consultorios del país.

En esa oportunidad, las investigaciones revelaron que los índices de desnutrición y de enfermedades infectocontagiosas como el sarampión, rubéola, paperas y tifus habían disminuido considerablemente en los niños menores de dos años.
No obstante, presentaban bajos niveles de hierro, calcio y zinc, lo que hacía que desarrollaran cuadros de anemia, bajo crecimiento, retraso psicomotor y bajas defensas frente a las enfermedades. Para paliar este flagelo, los especialistas propusieron al Ministerio de Salud de la época que fortificara la leche Purita con los minerales que se encontraban más deficientes.


Llega la leche fortificada

A partir de noviembre de 1998, la nueva versión de leche Purita comenzó a ser distribuida en la población y sus positivos resultados no se hicieron esperar: de un 30 % de los lactantes que tenían anemia, la cifra se redujo a menos de un 10%.
No obstante, aún faltaba descubrir si se estaban obteniendo los mismos resultados con el zinc. Para ello, el Prof. Dr. Carlos Castillo, pediatra especialista en nutrición infantil del INTA, realizó la investigación Rol del zinc en el desarrollo psicomotor y crecimiento del lactante: efectos de la suplementación con Zinc en lactantes de nivel socioeconómico bajo.

“Queríamos ver los posibles efectos de este mineral sobre el crecimiento, sobre la absorción de zinc a nivel intestinal y sobre la composición corporal, es decir, cuánto músculo y grasa tiene un niño a esa edad”, relata el especialista.
Para ello se realizó una muestra con cuarenta niños de la comuna de La Florida, un grupo recibió sólo leche Purita fortificada (4 miligramos de zinc) y el otro, además de la leche, ingirió un suplemento de ese mineral (8 miligramos de zinc).

La investigación reveló los bajos índices de zinc que tiene la leche Purita fortificada, lo que no tendría una real incidencia en el tratamiento contra las deficiencia de ese mineral en los lactantes. El primer grupo, al ser estudiado un año después, presentó deficiencias de plasma y pelo, a diferencia del segundo, que aumentó considerablemente ambos niveles. En relación al crecimiento, aquellos niños que presentaban insuficiencia de zinc y que tomaron tanto la leche como el suplemento del mineral aumentaron de altura.


Zinc y obesidad

La cantidad de niños obesos, pero con bajos porcentajes de minerales y nutrientes ha aumentado considerablemente en el país en el último tiempo. Esta situación se debería al alto consumo de harinas, papas, pastas y golosinas, pero una baja ingesta de carnes como vacuno, pollo y pescados (principales fuentes de zinc).

De ahí que en este informe quisiera demostrar, además, si la falta de ese mineral tiene directa relación con un alza en el peso de la población chilena, especialmente en la población de estrato socioeconómico bajo.
Y así fue demostrado: Los que habían consumido tanto la leche como el suplemento de zinc, aumentaron su musculatura de un 60 a un 65 por ciento y disminuyeron la cantidad de grasa de un 24 a un 20 por ciento. Mientras que los que sólo tomaron leche Purita presentaron mayores índices de grasa en el organismo.
La conclusión obvia es que se necesita aumentar este mineral en la leche, sobre todo “si queremos tener niños más saludables y con menos propensión a la obesidad”, explica el Prof. Dr. Carlos Castillo.








Sitio Web del periódico mensual publicado por la Dirección de Comunicaciones y RR.PP. de la Universiadad de Chile, Avda. Bernardo O'Higgins 1058, teléfono: 6781060, fax: 6781132, e-mail: unoticias@uchile.cl
© Universidad de Chile, 2002